Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2017

Para que te vayas quedando conmigo

No sé si ya te diste cuenta
que te quiero.
Te quiero en mi vida,
en la banca del parque,
en la tarde lluviosa,
en la noche helada.
Pero prefiero no mucho
insinuarme
por el tiempo a perder grandiosos
momentos
que a tu lado voy viviendo.
He guardado un poco de
esperanza,
tal vez si me quedo en el silencio
e insisto con detalles y no palabras,
porque palabras cualquiera las dice
y te busco con el pretexto más tonto
e invento charlas ridículas
para hablar contigo más tiempo.
Y sin inmutar tu esencia
voy dándote consejos para que crezcas
porque quiero verte llegar lejos.
Si te rompes, te coso.
Si te pierdes, te doy luz para
encontrarte.
Si intentas brincar el abismo y te
da miedo, te empujo para
que pruebes tus alas y sin atarte ni
reclamarte por no corresponder
voy regalándote día a día
diversas formas de suspiro.
Tal vez si me quedo y en silencio
invito me darías uno a uno tus
latidos y hasta lo que nos dure
te vas quedando conmigo.

—Quetzal Noah