lunes, 16 de febrero de 2015

¡Regresé!

¡Hola!
Probablemente ya nadie me lea, pero creo que es el momento de regresar. Ya no como una concursante, ahora lo hago por mi, porque creo que es una manera de desahogo y de seguir haciendo lo que me gusta, como he dicho tantas veces.

No seguí escribiendo durante mucho tiempo porque pensé que esto de tener un blog no era lo mío, luego pensé que no tenía ningún tema lógico para tenerlo, pero entonces recordé que hay blogs también personales y eso es lo que quiero hacer de este, mi blog personal. Escribir mis opiniones, publicar videos de mi interés, imágenes y ¿por qué no? De vez en cuando también seguir con la temática de los libros.

Este año empecé mi primer semestre de universidad, ¡que nervios! La verdad, hasta el momento, ha sido una grandiosa experiencia, me agrada la idea de estar en la universidad porque siento que por fin mi vida empieza a tomar camino. Mis amigas me decían que no querían ir a la U, que tenían miedo... Yo en cambio, estaba muy emocionada, solo pensaba en que todas esas metas que me he trazado, todos esos sueños que quiero cumplir, por fin podré cumplirlos. Solo pensarlo me emociona aún más.

Llevo casi un mes en la universidad y debo admitir que tuve mi recaída, ese momento en el que sentís que ya nada tiene sentido y empezás a preguntarte ¿qué hago aquí? ¿Es esto realmente lo que quiero? ¿podré salir adelante si continúo? Fue un momento de desesperación, frustración e incluso tristeza y arrepentimiento. Miraba que mis compañeros pasaban un buen año y que amaban su carrera y yo no me sentía igual. Después de tener una seria charla con mis hermanos y de haberme desahogado lo suficiente, volví a encontrar mi camino: esta es mi carrera, esto es lo que quiero por más difícil que sea. Soy una persona joven y tengo mucho por delante, demasiados sueños por cumplir y demasiado para vivir. Aunque tenga mis momentos de depresión siempre trato de animarme y hallarle un sentido a mi vida que por ahora, suficiente sentido tiene.

Hace exactamente trece días cumplí 17 años, no sé por qué lo comento, pero me parece que si estas leyendo esto deberías saber mi edad. ¿Para qué? No lo sé, tal vez te sientas identificado, ¿no? Bueno. Por tener 17 años no me dejan entrar a ver 50 sombras de Grey, ¿se imaginan? Esta historia ha causado demasiada polémica. Yo respeto mucho la opinión de los demás, acepto críticas, comentarios y como tal también pido que respeten la mía. No me avergüenza decir que leí, me llamó la atención y me gusta la trilogía 50 sombras. Por eso es horrible tener que esperar a que salga el dvd para verla antes de recurrir a mi última opción: buscarla en internet. Algunas personas entenderán mi situación, espero.

Sin decir mucho pero a la vez escribiendo mucho, dejo mi primera entrada del 2015, esperando seguir con esto y darle mucha más vida a mi blog, que espero en algún momento te guste y te sintás en cualquier caso, identificado. Ahora, si me disculpas, tengo tarea por hacer.

1 comentario: